All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Search here:

Cuando observamos por el microscopio muchos olvidan que hemos de ajustarlo correctamente si queremos sacar un rendimiento apropiado del mismo. No solo podremos perdernos algún detalle importante, sino que aumentará la fatiga visual si no tenemos en cuenta algunas cosas sencillas.

Para aquellos que tienen dificultad en entender el enfoque, a continuación añado una serie de imágenes de la misma muestra: desde la correctamente enfocada hasta la claramente desenfocada (hacer clic en cada imagen para ver ampliación).

 

 

Es evidente que la primera imagen aporta mucha más información que la última.

 

Para enfocar debemos:

  1. Poner la muestra en la pletina.
  2. Ajustar la distancia interpupilar (separación entre ambos oculares); ver fotografía 1.
  3. Seleccionar el objetivo de mínimo aumento,
  4. Con el tornillo macrométrico (fotografía 2) ajustamos la altura de la pletina hasta que la muestra esté enfocada.
  5. Usamos el tornillo micrométrico para un ajuste fino. A partir de ahora, cuando cambiemos de objetivo, casi siempre con un ajuste micrométrico será suficiente.

Fotografía 1 – Escalas para el ajuste de la distancia interpupilar.

Fotografía 2 – Tornillos de enfoque.

 

No olvidar que en un microscopio binocular tendremos dos oculares. Uno de ellos suele ser fijo, el otro suele tener una pequeña rueda de ajuste con unos valores que suelen oscilar entre -2 y +2 (o simplemente suelen aparecer como un cero y una serie de marcas que van en un sentido negativo y otro positivo (ver fotografía 3). Esta rueda nos ayuda a compensar las dioptrías de diferencia que puede haber entre un ojo y otro; es imposible sacar un pleno rendimiento a la observación si no las ajustamos.

 

Por tanto, este paso es fundamental. No es la primera vez se escuchan quejas de fatiga ocular para descubrir que una persona con vista normal está observando con dos oculares desajustados, uno a cero y otro a -2.

 

Fotografía 3 – Obsérvese que en ambos microscopios uno de los oculares es ajustable, el otro no.

 

El procedimiento es muy sencillo:

  1. Ponemos el ocular ajustable en cero, que es la posición neutra e idéntica al ocular fijo.
  2. Mirando solo con el ojo del ocular fijo (cerramos el otro), enfocamos la muestra con el tornillo macrométrico.
  3. Enfocamos la muestra con el micrométrico, de este modo habremos enfocado con el ocular fijo. cualquier diferencia de dioptrías entre ambos ojos las corregiremos a continuación.
  4. Ahora cerramos el ojo del ocular fijo y miramos por el ajustable. ¿Se observa igual de bien? Entonces no hace falta ningún ajuste. ¿Vemos desenfocado? Entonces movemos la rueda de ajuste de dioptrías hasta que veamos en foco.

 

Si tuviéramos dos oculares ajustables, hemos de procurar que en el primer paso ambos estén en posición neutra. Luego elegimos uno de los dos que dejaremos como fijo fijo y procedemos con los pasos descritos.

 

Con todo esto ya estaremos en condiciones de seguir con el siguiente paso que vendrá en el próximo post, iluminar correctamente la muestra.

Jaime Ollero Gómez. R3 Bioquímica Clínica. CHUAC

Fotos realizadas en el laboratorio del CHUAC.

Para usar apropiadamente el microscopio óptico, primero hemos de conocer cuáles son las diferentes partes del mismo.

Desde su construcción por Leeuwenhoek, ya podemos constatar que los tres sistemas básicos están presentes:

  • Óptico
  • Mecánico
  • Iluminación

 

Microscopio de Leeuwenhoek. 1, 2, 4. Sistema mecánico. 3. Lente.

 

El sistema óptico consiste en un conjunto de lentes para amplificar la imagen. Estas son:

  • Oculares: Es la más próxima al ojo del observador, amplifica la imagen que producen los objetivos.
  • Objetivos: es la pieza más próxima a la muestra, están situados en el revólver.

 

Oculares y objetivos

 

El sistema mecánico permite el movimiento de enfoque:

  • Tornillos macro y micrométricos para ajustar la distancia del tubo óptico con la pletina y así poder lograr un enfoque apropiado.
  • Revólver: es la pieza circular donde están situados los objetivos.

 

Tornillos o rueda de enfoque

 

El sistema de iluminación nos va a permitir lograr una adecuada iluminación de la muestra. Esto es una armonización entre resolución, intensidad luminosa y contraste. Tiene los siguientes elementos:

  • Fuente luminosa: puede ser luz solar, una lámpara incandescente o una luz led. Podemos regular su intensidad.
  • Espejo para dirigir la luz emitida por la fuente.
  • Condensador: Tal y como dice Wikipedia, está formado por un sistema de lentes, cuya finalidad es concentrar los rayos luminosos sobre el plano de la preparación, formando un cono de luz con el mismo ángulo que el del campo del objetivo. Con esto podremos ajustar el contraste y la resolución.
  • Diafragmas: permiten o restringen el paso de luz. Usualmente hay uno en el condensador y otro bajo el, llamados respectivamente diafragmas del condensador y de campo.
  • Linterna: en algunos microscopios.

 

Los dos diafragmas. A la izquierda el diafragma de campo, a la derecha el condensador donde se puede observar la rueda para regular la apertura del diafragma.

Microscopio de Hooke

 

Jaime Ollero Gómez. R3 Bioquímica Clínica. CHUAC

Fotos realizadas en el laboratorio del CHUAC.

¡Bienvenidos a AtlasCHUAC!

Este atlas online de microfotografía ha sido el culmen de nuestro trabajo para hacer presentable y accesible aquellas fotos que fui recopilando a lo largo de mis rotaciones.

Hasta el momento, todas las fotos las he realizado usando como cámaras dos teléfonos móviles (Samsung Galaxy ACE 2 y BQ Aquaris M5).

Estamos abiertos a recibir sugerencias, correcciones o aportaciones que serán debidamente reconocidas y que podrán aparecer en el atlas o en el blog. Creemos que por la naturaleza de cada uno, el atlas sería más apropiado para fotos que ilustren aspectos relevantes o generales, y el blog para casos concretos o excepcionales.

Queremos que sea un proyecto vivo y en crecimiento, y por ello damos la bienvenida anticipada a otros que puedan tener interés en generar nuevas secciones dentro del mismo.

Se observará que la calidad de imagen varía considerablemente. Esto es más evidente en los frotis de sangre periférica ya que son muestras usadas para docencia, y por tanto con cierta antigüedad, y a que el microscopio que tenía disponible no enfocaba apropiadamente todo el campo. No obstante esto no ha sido impedimento para poder fotografiar con detalle aquellas alteraciones morfológicas más relevantes.

El diseño web y la inserción de contenidos han sido realizados por Cristina Castro Moral. Implicada en el proyecto desde sus orígenes, ha aportado multitud de ideas sin las cuales nada de esto hubiera sido posible.

Hematología de Sangre Periférica cuenta con la participación de mi compañero Marcos Lorenzo Pérez. Amablemente ha dedicado su tiempo a la selección (partíamos de más de 1000 imágenes de todas las patologías), verificación y comentarios a pie de imagen.

Quería dar especialmente las gracias a las facultativas Susana García Mayo y María Victoria Sanjurjo Martín, de la sección de Líquidos Biológicos del laboratorio del CHUAC, al avisarme cada vez que había un espécimen de interés.

Para finalizar agradecer el apoyo recibido de la Comisión de Docencia del CHUAC, a los facultativos y personal técnico de cada rotación.

Esperamos que sea de vuestro interés.

Jaime Ollero Gómez (R3 de Bioquímica Clínica)